Los pasos que debes seguir para diseñar un modelo de negocio

Los pasos que debes seguir para diseñar un modelo de negocio
plan de negocio

Podemos afirmar que la mayoría de marcas fracasan porque no tenían claro su modelo de negocio. Establecer un modelo de negocio lleva su tiempo, por eso muchos lo dejan pasar y realmente no son conscientes de la importancia que tiene. Pero, un modelo de negocio es la herramienta fundamental para cualquier emprendedor, en el cual se establecen los objetivos para los primeros años de la empresa, las fortalezas, las cualidades, en fin, todo el potencial de la marca de forma sencilla y gratuita.

Éste es un post de Andrés Gananci, autor invitado en Autoempleo Bloguero

 

Crear un plan de negocios puede resultarnos algo difícil si antes no hemos hecho ninguno o si no tenemos experiencia empresarial. Pero, no os preocupéis, en este artículo os daré las claves para diseñar un modelo de negocio propio y que te conviertas en un emprendedor exitoso.

Existen muchas plantillas que puedes encontrar en Internet y pueden servirte como guía, pero es recomendable que tu modelo de negocio sea único. Conviene ser claro, conciso y evitar información no relevante; lo ideal es que tenga entre 20- 25 páginas, que sea legible y que sea muy visual, con la incorporación de gráficos e imágenes.

Primeros pasos: resumen y descripción del proyecto

La primera tarea será redactar un resumen ejecutivo de tu negocio, no muy largo, de unas dos páginas, y que sea atractivo. En él se debe hacer una descripción del proyecto y decir por qué aportas valor al cliente, además de explicar por qué crees que tu proyecto tendrá éxito y cuál será el mercado al que te vas a dirigir (cuál será tu cliente y por qué decidirán ellos comprar tus productos y no el de la competencia). Otro punto importante que también hay que mencionar es el dinero necesario para iniciar tu negocio y estimar cuáles serán los ingresos y los beneficios.

Estudio de mercado y de la competencia

En la siguiente parte de tu modelo de negocio, debes centrarte en qué mercado vas a establecer tu proyecto. Para esto es importante que realices un estudio de mercado, definas cuáles son tus barreras de entrada, cómo funcionan los canales de distribución y cómo te enfrentarás a los riesgos. Igual de importante será saber quién y cómo están dando respuesta a tu público, esto es, hacer un estudio de la competencia, y definir a tu cliente potencial.

Tu equipo de trabajo

Elegir al equipo correcto de trabajo será sin duda una decisión clave para tu plan de negocios, ya que son los que te acompañarán en esta aventura para sacar adelante tu proyecto. Deberás especificar una breve descripción de las personas clave que formarán tu empresa a través de un organigrama, donde especificarás el nombre junto con el cargo que van a desempeñar y una descripción de su experiencia que pruebe que serán beneficiosos para la compañía. Además, se suele incluir en este gráfico a un CEO, que será el responsable de los aspectos técnicos de la empresa, y a tus asesores legales y financieros.

organigrama-empresa-modelo-de-negocio

 

El funcionamiento interno de la empresa

Una vez hayas estudiado la parte externa de tu empresa, es hora de fijarse en el funcionamiento interno de tu empresa. El siguiente paso será identificar las actividades primarias y de apoyo que necesita tu empresa para generar valor. Dependiendo de tu tipo de empresa, elegirás unas u otras, pero estas las deberás tener siempre en cuenta en cualquier empresa: producción, marketing y ventas.

Expectativas financieras

En este proceso se tratarán aspectos económicos de la empresa, como son: conocer la inversión que vas a necesitar y en qué lo vas a gastar, cuál es el capital con el que se va a construir, el tipo de empresa que se va a fundar y conocer la cantidad de productos que tienen que venderse para cubrir todos los costes.

Asumir riesgos

Para tener un plan de negocio completo, debemos incorporar este apartado. La gran ventaja que nos ofrece es anticiparnos a posibles riesgos que pueda tener nuestra empresa y poder aplicar soluciones. La mejor forma para identificar los riesgos es el diseño de una tabla, y en ella debemos señalar si el impacto del riesgo es alto, bajo o medio, cuál es la probabilidad de que suceda y una posible solución.

¿Cuáles crees que son los riesgos más comunes que nos podemos encontrar? Entre los más comunes están la alta competencia en el mercado, que no hayamos crecido como esperábamos, que el número de clientes sea bajo, o que los costes sean altos. 

Con todos estos pasos ya tendremos listo nuestro modelo de negocio, solo falta que muestres interés, ilusión y esfuerzo. Solo tienes que aprovechar el potencial que tiene tu negocio, pulirlo y sacarle brillo con esta útil herramienta.

Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa. Más información

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*